TORTURA STOP

REVISTA DE PRENSA

BIENVENIDO A EUSKADI, MR. IGLESIAS
Por Orain
Aleluya. Han tenido que celebrarse unas elecciones europeas, otras forales y municipales, y otras generales, para que Pablo Iglesias, por fin, se digne a visitar Euskadi por primera vez. Y es que dos años después de ponerse al frente de Podemos, el líder de la formación morada protagonizará, junto a su secretario de Organización, Pablo Echenique, un acto en el BEC de Barakaldo, dentro de la gira
que ambos dirigentes han iniciado por todo el país

Euskadi era el único territorio del Estado por el que Iglesias no había pasado desde la puesta en marcha del partido. Y es que luego se nos enfadan sus seguidores cuando decimos que a los partidos españoles les importamos un carajo los vascos y las vascas, y que por ende, no se merecen nuestros votos. Pero es que los datos están ahí, y nosotros no hacemos nada más que trasladarlos a la opinión pública. Si Pablo Iglesias no se ha pasado por nuestro territorio para mirarnos a los ojos, para saber lo que pensamos, para sentir como respiramos, o para preguntarnos que es lo que queremos, difícilmente nos va a tener en sus oraciones. Ni en su programa electoral, ni sus propuestas de acuerdo para investir a Pedro Sánchez. Como así ha sido. Para Iglesias, no somos “línea roja”, ni “verde”, ni “blanca”. No somos línea. No existimos.

Bueno si. Ustedes perdonen el lapsus. Para Pablo existen los vascos y vascas a los que representa el PNV. Ese partido al que para Podemos Euskadi “hay que desalojar como sea”, pero que sin embargo, para el líder morado, es el compañero ideal para pactar en Madrid, y poder así formar gobierno del “cambio”.
Un “cambio” con el que Nagua Alba y sus compis, aspiran en Euskadi, y les da igual el “mecanismo democrático” por el que llevarlo a cabo. Su preferido es el “cambio mediante el desalojo”, o lo que es lo mismo, no ganar las elecciones, pero sumar fuerzas desde la oposición entre distintos partidos, para evitar que quien gana gobierne. Justo lo que Iglesias quiere hacer con el PNV en el Congreso de los Diputados de Madrid. Curioso, ¿verdad?

Por ello, y dado que el señor Pablo Iglesias tiene a bien visitarnos el próximo viernes, en una reunión interna, pero en la que seguro que habrá comparecencia pública, nos gustaría que nos dijese si respalda el discurso del “desalojo al PNV” que defiende la dirección de su partido en Euskadi. Es una pregunta sencilla. Si Podemos Euskadi no gana las próximas elecciones, ¿es usted partidario de “desalojar al PNV” del Gobierno Vasco sumando los votos de partidos “no ganadores”?

Lo decimos por aquello de ir sabiendo que tenemos que hacer en Madrid si se da el caso de que el “gobierno del cambio” necesite de votos vascos, porque claro, no se puede ir a “setas y a rolex” al mismo tiempo. En Madrid se le quiere al PNV, pero en Euskadi es el “demonio”. Es usted un tipo listo, sin duda, pero no más que los que habitan por aquí.

Por ello, posiciónese a este respecto, si es usted tan amable, más que nada porque a los dirigentes de su sucursal en Euskadi, con el “desalojo” como único proyecto conocido, se les está “rayando el disco”, y es posible que estén esperando a ver qué opina usted, para poder cambiar de canción. Y a nosotros, los vascos y las vascas, nos están poniendo la cabeza como un bombo, cuando además sabemos que su “único proyecto” es inviable.

Ah, y déjese del postureo de su defensa del “derecho a decidir”, que ya hemos visto que el de los catalanes se lo pasa por el arco del triunfo a cambio de abrazar a Pedro Sánchez.

Sea usted bienvenido. A pesar de todo.

REVISTA DE PRENSA-ORAIN


NINGUN VOTO VASCO A NINGÚN PARTIDO ESPAÑOL

Por Orain

Lo que hemos vivido durante los últimos cuatro meses en la política española es lo más parecido a una película de Berlanga. Un chiste. Pero un chiste con nefastas consecuencias para toda la sociedad. Se tendrán que repetir las elecciones, consumando así el fracaso de la vieja, y de la nueva política. De los rojos, y de los azules. De los naranjas, y de los morados. Porque no han gestionado el cambio, ni
un nuevo modelo de Estado. No han sabido gestionar ni siquiera un Gobierno.

Y todo ello porque no han sido capaces de ponerse de acuerdo. No les ha importado el bien común. Ni el bien de sus respectivos partidos. Sólo les ha preocupado el bien de cada uno ellos. De los que ahora están en la palestra. Y así les ha ido. Priorizando el “qué dirán”, al “qué hago”, o “cómo lo soluciono”. En unas negociaciones tuiteadas y whatasppeadas, ha habido más interés por dejar “fuera de fuego” al contrario que por llegar acuerdos para formar Gobierno. Algo que ha sido totalmente contraproducente para el ejercicio de la política y ha obstruido una negociación, y un diálogo real, para salir del estancamiento de las instituciones españolas. Pero era previsible. Cómo iban a ser capaces de ponerse de acuerdo entre diferentes, si en sus respectivas casas andan a guarrazo limpio. Si a duras penas son capaces de salvar sus cabezas ante hordas de críticos internos, dispuestos a guillotinarles al más mínimo despiste.

Lo que hemos vivido estos cuatro meses ha sido un espectáculo denigrante que no ayuda nada a los ciudadanos, cansados de la dura situación causada por la crisis económica y social, y que ansiaban con dar pasos hacia un escenario de estabilidad y confianza. Pero no sólo no caminarán hacia ese escenario, sino que ahora tendrán que volver a votar, y lo que es peor, volver a tragarse otra infumable campaña electoral de estos partidos políticos que se venden como nuevos, pero que siguen circulando por carriles viejos.

Y claro, como no podía ser de otra manera, toda esta incertidumbre que se vive en España, tiene su afección en Euskadi. Y es que en nada favorece en lo que a nuestra toma de decisiones institucionales, económicas, sociales y políticas, se refiere. Decisiones que son relevantes para nuestro futuro. Una Euskadi, que para mayor abundamiento, ni estuvo en las oraciones de los partidos españoles durante la campaña del 20-D, ni estuvo después en las fallidas negociaciones entre dichos partidos. Les importamos un carajo. Euskadi les importa un carajo. Y ni lo disimulan.

Así que sean ustedes libres de hacer lo que crean conveniente, pero desde Euskadi, tenemos la oportunidad de intentar evitar que todo esto vuelva a suceder de nuevo. Tenemos la oportunidad de evitar un nuevo sainete. Pero sobre todo, tenemos la oportunidad de que Euskadi no salga perjudicada. De que sea tenida en cuenta. De que nuestros votos vayan a quienes realmente se preocupan por nuestro bienestar. Por todo ello, ni un solo voto vasco a PP, PSOE, Podemos, ni a Ciudadanos. No se lo merecen. No nos merecen.

REVISTA DE PRENSA

La gran gran burla

JAVIER VIZCAINO.-Como la tomadura de tupé de estos 4 meses no les parecía lo suficientemente vejatoria, los trileros de la política hispanistaní no se han privado de atizarnos el
insulto final. Ni en un instituto de secundaria regular habría colado la oferta de último minuto —low cost hasta para eso— con que quisieron tenernos entretenidos a los que no nos queda otro remedio que prestar atención porque nuestro trabajo consiste en contar sus ocurrencias. Me disgusta coincidir con el figurín figurón Albert Rivera, pero se lo pusieron a huevo al chaval del Ibex. Para 4 años de gobierno entre 6 partidos, 30 propuestas en 3 folios. No llegan ni a los caracteres de un tuit para cada una de ellas. Ese es el nivel de profundidad de estos chapuceros con cargo al erario común. Claro que la página que da la medida de todo es la cuarta, esa portada de primer día de cursillo de Word bajo el encabezado Pacto del Prado. Por grandilocuencia de a duro que no quede.

Y menos mal que no salió. Sí, sé lo que me digo. Me consta que presuntamente nos habríamos librado del peñazo —además, carísimo— de la vuelta a las urnas. Aun así, piensen un momento en el escupitajo en el ojo que supondría haber hecho todo este viaje para acabar aceptando una chufa de acuerdo que perfectamente podría haberse alcanzado el cuarto día de negociaciones.

No lloremos por la leche derramada. Termino como ayer y, mucho me temo, como haré más veces de aquí al 26 de junio. Podemos achacar la mayor parte de la culpa, con sus diferencias de grado, a los tunantes que nos han estado toreando. Sin embargo, en nuestra mano estará que no puedan hacerlo de nuevo.

INFORME SOBRE LA TORTURA EN EUSKADI ENTRE LOS AÑOS 1960 Y 2013

Un estudio sobre la tortura en Euskadi, encargado por el Gobierno vasco, está reuniendo denuncias de casos registrados entre 1960 y 2013, aunque su veracidad aún no ha sido certificada.
Está previsto que el estudio íntegro esté finalizado para septiembre de 2016. En este tiempo, los trabajos se están desarrollando en tres etapas y cinco estudios complementarios:


*Memoria íntegra en donde se recogen los trabajos realizados en 2014 en la investigación de la tortura en Euskadi entre 1060-2013.
El objetivo es esclarecer la incidencia real de este fenómeno en Euskadi en estas cinco décadas para establecer "las conclusiones en materia de reconocimiento, reparación y prevención".
Un equipo de investigación liderado por el antropólogo forense Francisco Etxeberria ha recabado   una "base de datos" con denuncias judiciales y públicas". El estudio prevé su finalización en septiembre de 2016.
En este informe sobre la tortura,  tambien está interviniendo el Instituto Vasco de Criminología de la UPV. El objetivo de la investigación es desvelar la incidencia real de este fenómeno en Euskadi en estos 50 años y "establecer las conclusiones en materia de reconocimiento, reparación y prevención que pudieran tener lugar".

La primera fase del proyecto, consistió en recabar denuncias de casos de torturas y malos tratos del periodo 1960-2013.
Para determinar la "consistencia y credibilidad" de cada caso, se toma como referencia una metodología descrita en el Protocolo de Estambul de las Naciones Unidas que incluye análisis de psicólogos que deben concluir si lo que están escuchando "tiene un fondo de verdad".
Habrían sido víctimas de torturas por parte de los cuerpos de la Policía Nacional , de la Guardia Civil y de la Ertzaintza .

En esta primera fase  recopilaron informes (informes locales e internacionales con carácter institucional) de Amnistía Internacional, del Comité para Prevención de la Tortura del Consejo de Europa, de Relatores de la ONU y del Comité de la ONU contra la Tortura, del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, del Ararteko y del Gobierno vasco. También se han analizado 20 sentencias firmes que se han dictado en estos 50 años, por las que fueron condenadas 49 personas implicadas en las torturas a 31 víctimas.

En una segunda fase se han investigado 200 casos representativos y realizado un estudio cualitativo, narrativo y específico de 40 casos emblemáticos.

En la tercera y última fase, en próximas fechas se dará a conocer el informe con sus conclusiones y recomendaciones.

REVISTA DE PRENSA

Denunciar no es calumniar

Por Javier Vizcaíno
Pues otra vez los golpes en la puerta no eran del lechero, salvo que lo tomen por el lado metafórico. Gajes de la democracia a la española y de sus presuntos guardianes de uniforme, con gran frecuencia dispuestos a demostrar quién manda aquí. Y, como ha sido el caso de las últimas horas en Navarra, a regalar ocho excursiones de ida y vuelta al cuartelillo por un quítame allá esa pintada. En concreto, una ubicada en Burlada en la que se ven unas manos encadenadas, la palabra Tortura atravesada por un trazo rojo y el anagrama #Aztnungal, es decir, Laguntza, escrito de derecha a izquierda.

¿Qué tiene todo eso de delictivo? Quienes no estén al corriente del asunto podrán pensar en un exceso de celo ante el incumplimiento de algún reglamento en materia de limpieza urbana. Pero no. Se supone que todos los elementos referidos constituyen, al parecer de la luminaria que ha ordenado el operativo, un delito de injurias y calumnias a las Fuerzas de Seguridad del Estado. Si no estuviéramos ante una martingala tan grave, la primera sonrisa sería al pensar en lo fácilmente que se dan por aludidas las tales fuerzas y lo mal que les sientan ciertas verdades.

Quizá haber escrito lo anterior me haga merecedor del mismo trato que han recibido los detenidos. Si eso toca, sea, pero ni ellos, ni servidor ni miles de personas o entidades respetables -empezando por Amnistía Internacional- decimos nada que no se haya constatado en numerosas ocasiones: por estos lares se ha torturado y se sigue torturando. Y las denuncias ni siquiera se investigan, como prueban las multas a España del Tribunal europeo de Derechos Humanos.

NABARRALDE BLOG

A los ayuntamientos que ondearán una segunda bandera española 

Alots Gezuraga  
A los ayuntamientos vascos que ondearán la bandera de la Segunda República Española el 14 de abril hay que recordarles cómo vivieron nuestros abuelos ese período de la historia de España en boca de sus principales protagonistas, para así saber cómo tenemos que actuar ante su conmemoración por parte de diferentes fuerzas políticas españolas.

En el libro “José Antonio Aguirre” Edorta Jiménez Torres nos traslada la figura del primer Lehendakari: “José Antonio de Aguirre nació en Bilbao exactamente 100 días después de la muerte de Sabino Arana (06-03-1904 al 22-03-1960) (…)

Se hizo con la alcaldía de Getxo a donde se había trasladado su padre siendo él muy joven, en 1931 durante la Segunda República española, desde donde pidió la abolición de las leyes de 1839 y 1876 que acabaron con los Fueros. Llegó a ser Diputado a las Cortes Españolas por Bizkaia y Alta Navarra. Dijo como resumen de sus pensamientos: “En el orden político, aspiramos a la soberanía plena de Euzkadi sobre sí misma (…) Ahora bien, el diputado que tiene el honor de dirigiros la palabra, tiene un mandado concreto y determinado que es el Estatuto vasco aprobado por los municipios” Era el Estatuto de Estella que él mismo encabezó como miembro más destacado de todos los alcaldes de los 4 territorios administrativos españoles donde se realizó. El 21 de enero de 1932 se celebraron las asambleas provinciales de los ayuntamientos en sus cuatro capitales, que se pronunciaron a favor de un Estatuto único: 423 de los 549 ayuntamientos votaron que sí, representando el 90 por ciento de la población. Con matices, pero fueron aprobados en los 4 territorios (Fernando Mikelarena “Historia, memoria, ideología y política en Navarra”). Se siguió negociando y modificando el Estatuto para intentar dar gusto al Gobierno de España, pero el gobierno español siempre lo rechazó sin apenas juzgar su contenido.

En el discurso sobre la Gestión de Gobierno Vasco entre los años 1936-56, el propio Jose Antonio Agirre dejó escrito la vital importancia de la negación del Derecho de Autodeterminación del Pueblo vasco por parte de la Segunda República Española tuvo incluso para los propios españoles y para su República: “¡¡Ah, compatriotas! Si el Estatuto de Autonomía hubiera sido aprobado en 1932, como era justo y procedente, sin dejar, por desidia de tanto demócrata, que las fueras reaccionarios tuvieran tiempo de apoderarse de Navarra, desbordando la voluntad popular favorable del viejo Reino, qué otra hubiera sido la situación. Ni Mola hubiera sublevado Pamplona, ni Álava hubiese sido dominada, ni se hubiera producido el holocausto de Irún y de Guipúzcoa entera, y la frontera con la República francesa y el territorio vasco hubiera estado en nuestra manos”. El General Mola firmó con los carlistas y las guarniciones de Estella, San Sebastián, Logroño, Vitoria y Pamplona el llamado "Convenio de Irache", por el cual los carlistas abandonaron la “vía estatutaría” y se sometieron al General con el que se alzaron a cambio de recuperar los Fueros, leyes infinitamente superiores en su contenido autonomista que los Estatutos.

Indalecio Prieto, ex ministro del PsoE y miembro del Gobierno de la República Española en el exilio, hizo un viaje expresamente desde México a París para ver al Lehendakari Agirre y exigirle que: «-Este es el plan que hay y tenemos que cambiar de política, hay que adaptarse a otras circunstancias; y como el Gobierno Vasco es hijo de la República y nosotros vamos a renunciar a las posiciones republicanas, el Gobierno Vasco también debe desaparecer». A lo Agirre le respondió: «-Don Indalecio, este testigo lo he recibido del Pueblo y este testigo yo se lo devolveré al Pueblo».

En el año 1932, en plena Segunda República española, pasaron por la cárcel 200 nacionalistas vascos por delitos de opinión, eso que eran todavía una minoría social frente al “tradicionalismo”. Es más, el euskera, siguió prohibido y perseguido en esa “democrática” Segunda República Española: “en España, el euskera padeció la persecución oficial, incluso su enseñanza estaba prohibida en los centros privados” (Eusko Ikaskuntza http://www.euskonews.com/0495zbk/gaia49501es.html). Las primeras ikastolas nacieron durante la Segunda República española como las que hemos hecho en los años 70, con el Gobierno español en su contra, financiadas por particulares y con un Pueblo vasco que negaba a renunciar a su idioma, cultura y forma de ser.

La Segunda República Española no quiso aprobar el Estatuto vasco, pues primaba para ella la unidad totalitaria de España conseguida manu milatari en los dos siglos anteriores sobre las libertades de los Pueblos o naciones sometidos (desmantelación institucional de la corona de Aragón-Catalunya y la de Nabarra), exactamente igual que para las “tropas rebeldes”, por lo que no fue una democracia.

Ya en aquél entonces es así como veía a la Segunda República Española la otra gran familia del nacionalismo vasco, Acción Nacionalista Vasca (ANV), la cual en año 1933 es muy clara frente a la confusión generalizada actual de los que se ven como sus descendientes: "Acción, que contribuyó con toda su alma y en la medida de sus fuerzas a dar vida a aquel Bloque Antimonárquico, ve levantarse en su lugar una monarquía política más absoluta y absorbente que la Borbónica y hereditaria de ella por las traza que presenta. Nuestros aliados (PsoE, PC y demás partidos republicanos) son izquierdistas por fuera y derechistas por dentro; liberales de palabra, reaccionarios de hecho; defensores de los derechos y libertades del hombre en apariencia, enemigos y sojuzgadores imperialistas de esas mismas libertades en el fondo".

Es más, el Estatuto nunca se llegó a aplicar, como decía Telesforo Monzón: “El estatuto del 1936…yo no lo he conocido nunca. Puedo decir que he sido ministro de la Gobernación del Gobierno Vasco…y no he abierto el estatuto (creo que justamente lo ojeé el primer día por la mañana). Ese estatuto no se puso en la práctica jamás. Fue un auténtico fantasma. No existió tal estatuto. Lo que ha existido es un Estado Vasco soberano. Eso sí. Eso se toca. Tiene carne, tiene espíritu, tiene alma, tiene sangre. Un Estado Vasco. Duró 9 meses…Fue un Estado independiente”.

Es imprescindible aprender nuestra historia para no seguir empeñados en repetir los mismos errores 84 años después. Ni un gobierno español con o sin rey nos ha dado ni nos dará nada, al contrario, son los únicos culpables de que nuestro Pueblo esté dividido, nuestro idioma no se hable en nuestras calles y que los vascos, como tales, no tengamos derecho alguno, ni individual ni colectivo al tener a nuestro Estado sometido. Nuestra libertad y nuestros derechos los ganamos y perdemos todos los días y el 14 de abril será un paso atrás en todos los municipios donde alcaldes vascos pongan banderas imperialistas españolas de forma voluntaria y por duplicado.      

REVISTA DE PRENSA

La izquierda pija
La izquierda pija tiende al sentimentalismo y al moralismo, que son prostituciones del sentimiento y de la moral.
JAVIER CERCAS.-Palos de fuego
Y qué es la izquierda pija? Podría contestarse a esa pregunta con la respuesta que San Agustín se da a sí mismo cuando se pregunta qué es el tiempo: “Si nadie me lo pregunta, lo sé; en cambio, si quiero explicárselo al que me lo pregunta, no lo sé”. Pero en las Confesiones esa frase no es más que una captatio benevolentiae (o una coquetería): la prueba es que a continuación San Agustín se lanza a deslumbrantes reflexiones sobre la naturaleza del tiempo; me encantaría hacer lo mismo con la de la izquierda pija, pero, como no soy San Agustín, van ustedes que arden con lo que sigue.

El verdadero ideólogo de la izquierda pija no es Marx, sino Maquiavelo. El verdadero lema de la izquierda pija no es de Maquiavelo, aunque podría serlo; dice así: “El poder se coge con la izquierda, pero se maneja con la derecha”. Esto significa que la izquierda pija llega al poder empujada por el maremoto de la crisis, la miseria, las injusticias flagrantes y la prepotencia innoble de los poderosos, pero en cuanto llega al poder se olvida de la miseria y las injusticias y la crisis y, alardeando con su retórica y su gestualidad antisistema de plantar cara a los poderosos, dobla el espinazo ante ellos, que antes de que la izquierda pija llegase al poder se espantaban con su maximalismo revolucionario, pero que en cuanto llega al poder están encantados con ella, porque les hace el trabajo mejor que la derecha. Antes de llegar al poder, en suma, la izquierda pija es revolucionaria y maximalista, mientras que al llegar al poder se vuelve minimalista e involucionista. La izquierda pija no intenta resolver los problemas de todos, sino que, como dice Víctor Lapuente del nuevo político, “concentra sus esfuerzos en los temas que fracturan a la sociedad en dos bandos para dejar claro que él es el líder de uno”. La izquierda pija dice practicar la nueva política, pero su política y hasta su lenguaje son tan viejos como los de la vieja política (propongo fusilar sin fórmula de juicio al próximo político que use la expresión “líneas rojas” o la expresión “hoja de ruta”). La izquierda pija ha inventado una forma de chantaje que la blinda contra la crítica de los pusilánimes (sobre todo los pusilánimes de izquierda), según la cual todo el que la critica es un reaccionario. La izquierda pija protesta con razón contra los recortes a la libertad que se producen en nuestras democracias, pero aplaude sin razón a las tiranías de Latinoamérica o de Oriente Próximo, con lo que incurre en una forma perversa de racismo y supremacismo. La izquierda pija se pirra tanto por salir en la tele como Belén Esteban. Por momentos, la izquierda pija se parece más a Donald Trump que a cualquier otra cosa. Manuela Carmena no pertenece a la izquierda pija, pero sí quien colocó en la fachada del Ayuntamiento de Madrid ese mensaje de bienvenida a los refugiados que, como notó un editorial de este periódico, tiene más letras que los refugiados que nuestro egoísmo ha sido capaz de acoger. Sobra decir que la izquierda pija intenta echar a los militares de las ferias educativas: como si no fuera educativo saber que las guerras existen; como si no fuera educativo saber que, aunque todas sean espantosas, algunas no hay más remedio que hacerlas (nuestra Guerra Civil, sin ir más lejos); como si no fuera educativo saber que quien más odia la guerra es un militar de verdad y que ahora mismo nuestros militares no se dedican a matar, sino a evitar que la gente se mate. Y hablando de guerras: la izquierda pija habla mucho de la nuestra, pero su visión es a menudo acrítica, de parvulario, una visión huérfana de la complejidad ética de lo que Primo Levi llamó “zonas grises”, esos espantosos lugares de vértigo donde las víctimas se convierten en verdugos y los verdugos en víctimas. La izquierda pija tiende al sentimentalismo y al moralismo, que son prostituciones del sentimiento y la moral. La izquierda pija es decorativa.







No queremos esa izquierda. No queremos una izquierda cínica, gestera, telegénica y ornamental. Queremos una izquierda humilde y decente, que se parta la cara por resolver los problemas de todos, empezando por los de los que más problemas tienen. No queremos una izquierda pija. Queremos una izquierda de verdad. La izquierda pija es el peor enemigo de la izquierda.

ZUMAIAKO ZUHAITZ EGUNA --- DÍA DEL ÁRBOL DE ZUMAIA

Gure herriko kaleetan dauden zuhaitzak onura iturri dira: airea garbitzen laguntzen dute, zarata murrizten, paisaia aberasten... azken finean, gure bizi-kalitatea hobetzen.

Apirilaren 16an, larunbatean, hiri-zuhaitzen landaketa egingo da udal lorezain eta herritarren parte-hartzearekin, haurrak ere ongi etorriak izango dira! Animatu eta parte hartu!!

Egitaraua:
Apirilak 16, larunbata
11:30, Algorri Interpretazio Zentroan elkartu eta ibilbideari hasiera eman, trikitilariek lagunduta.
11:30-13:00, Zuhaitz ezberdinen landaketa, lorezainen laguntzarekin. Landaketa egitearekin batera, zuhaitz bakoitza identifikatzeko seinaleak kokatuko dira.
13:00, Mokadutxoa Victoriano Arrate plazan (norberak bere edaria ekartzea gomendatzen da).
13:30, "Zuhaitza, gure laguna" liburuxkaren banaketa eta ekintzaren amaiera.

Los árboles de nuestro municipio son fuente de innumerables ventajas. Los árboles ayudan a limpiar el aire que respiramos, reducen el ruido ambiental, mejoran el paisaje y, en definitiva, nuestra calidad de vida.

El 16 de Abril, sábado, recorreremos las calles de Zumaia para realizar plantaciones entre l@s ciudadan@s y l@s jardiner@s municipales. ¡L@s más pequeñ@s de la casa también serán bienvenid@s, anímate y participa!

Programa:
16 de Abril, sábado
11:30, Inicio del recorrido en el Centro de Interpretación Algorri, acompañad@s por l@s trikitilaris.
11:30-13:00, Plantación de diversos árboles con ayuda de l@s jardiner@s municipales. L@s participantes colaborarán en la colocación de una señal identificativa en la plantación de cada árbol.
13:00, Aperitivo en la plaza Victoriano Arrate plazan (se recomienda que cada un@ traiga su propia bebida).
13:30, Reparto del folleto "El árbol, nuestro amigo" y fin de la actividad.

REVISTA DE PRENSA

3.300 personas escoltadas


BLOG DE JAVIER VIZCAÍNO.-Empezaré por el final. De hecho, por el final del final, es decir, por determinados comentarios que sé que inevitablemente recibirán estas líneas. Ojalá fuera una venda antes de la herida, y no la confirmación regular y hasta cansina de la brutal cantidad de tipejos que aún justifican el matarile a granel que practicó ETA. ¡Ah, claro, el de ETA! ¿Y qué pasa con el de…? Exactamente a eso me refiero, a la mandanga argumentativa que disculpa a unos sanguinarios sin matices pretextando que los de enfrente no eran mancos.

Pues no, no cuela. No hay absolutamente nada que sirva como pretexto o contrapeso a la incontestable injusticia que supuso que entre 1990 y 2011 en este trocito del mapa hubiera 3.300 personas escoltadas las 24 horas del día. Lo recoge el informe que ha elaborado el Instituto de Derechos Humanos Pedro Arrupe de la Universidad de Deusto por encargo de la Secretaría para la paz y la convivencia del Gobierno vasco. Me consta que varios lectores conocen en dolorosa carne propia de qué hablo. Al resto le pido que trate de imaginarse lo que es no poder siquiera bajar a tirar la basura sin compañía. Quizá provocando un grado de incomodidad mayor, les invito no ya a imaginar, sino a recordar —porque seguro que lo han vivido— cuántos se cambiaban de acera al ver aparecer a esta especie de leprosos sociales. Eso, si el valiente del lugar, siempre en compañía de otros de su ralea, no les soltaba las bravuconadas de rigor.

Así que podemos silbar a la vía, tirar del comodín de las otras injusticias impunes o incluso negarlo, que seguirá siendo vergonzosamente cierto que ocurrió. Y apenas ayer.

REVISTA DE PRENSA

El podemismo vasco

NOTICIAS DE GIPUZKOA
Por Joxan Rekondo    
Aunque durante el ciclo transcurrido entre las primaveras de 2011 y 2015, PNV y Bildu, y las temáticas de agenda vasca habían sido los protagonistas indiscutibles de todas las luchas electorales en nuestro ámbito, las elecciones españolas del 20-D marcaron un corte difícil de interpretar de cara al futuro. Es cierto que el voto a la agenda vasca también había sido mayoritario, pero Podemos galvanizó un voto vasco muy interesado en que el PP y el PSOE no siguieran alternándose en el gobierno de Madrid.

La irrupción de Podemos en la CAV fue impresionante. Puede hablarse de que logró un auténtico empate técnico con el PNV. Ganó a este último partido por 15.000 votos en el Congreso, pero en el Senado quedó tras los candidatos del PNV, que consiguieron entre 28.000 y 38.000 votos más. Llama la atención la diferente actuación de un importante segmento de electores ante ambas urnas. Parece que vieron en ellas dos procesos de delegación de representación con significados muy diferentes, que conformaban una oportunidad de otorgar un voto dividido en dos posiciones que podía complementarse. Aquel desigual resultado parecía entonces representar un comportamiento de voto versátil, que podía variar en función de las posibilidades que ofreciera cada proceso electoral.

Al margen de que se vayan a repetir o no las elecciones españolas, lo que toca ahora son las elecciones más propiamente vascas, con una única opción de papeleta. Ante la conformación del nuevo Gobierno vasco, cabe preguntarse si será el Podemos vasco la principal alternativa electoral de cambio frente a la continuidad del PNV. Las encuestas electorales más importantes -Euskobarómetro y Sociómetro Vasco- parecen confirmarlo, aunque haya algún estudio reciente del GPS del Gobierno Vasco que puede plantear serias dudas. En todo caso, Podemos es un agente político que ya es muy importante en Euskadi. Conviene analizar este fenómeno podemista que compensa la falta de una presencia social sólida con un discurso ubicuo, que se reproduce constantemente entre nosotros a través de una de las más importantes fuentes de creación de opinión pública: los medios de comunicación.

En base al ejemplo de Bolivia, Errejón propugna el enfoque de la hegemonía como modo de “analizar las formas de acceso al poder político en sociedades caracterizadas por amplios y robustos consensos sistémicos, precisamente a través del estudio de los marcos discursivos que producen, reproducen y transforman dichos consensos”. Cree que es un modelo extrapolable a las sociedades europeas. En ese contexto de lucha por el discurso, se persigue apropiarse de los significantes sociales más valorados (patria, justicia, cambio,…), identificando con el adversario los ‘significantes’ más denigrados (neoliberalismo, corrupción,…).

Errejón sigue a Laclau, autor de Hegemonía y Estrategia Socialista. Patria, Justicia y Cambio podrían ser significantes vacíos, carentes de significado en el ámbito español y susceptibles de apropiación por el populismo. Una Patria desacreditada en lo nacional y descompuesta por el trapicheo corrupto de sus élites. Una administración de justicia arbitraria, compinchada con el poder político y una justicia social siempre postergada. Un Cambio falseado por el turnismo entre los dos partidos. Los tres podrían ser considerados significantes vacíos, verdaderos puntos nodales en disposición de contener hasta el desbordamiento un gran acopio de demandas sociales realmente agraviadas. Se podría pensar que estaríamos, en términos de Gramsci, ante un sistema en crisis orgánica (lo viejo enferma, mientras nace lo nuevo llamado a sustituirle), escenario propicio para el desarrollo de un programa de desafío y reconstrucción populista.

Digamos que el discurso pronunciado por Nagua Alba en el Aberri Eguna no tenía ninguna aportación novedosa. Desde hace tiempo, la patria vasca tiene un significado consolidado: es la continuidad del sustrato cultural vasco, es la gente vasca integrada en una convivencia cotidiana de dinámica inclusiva, son las libertades cívicas vascas, es la tradición social comunitaria vasca,… Es, por lo tanto, una patria con contenidos humanos y sociales; lo que el lehendakari Agirre llamó el “sentido histórico de la dignidad humana y de la libertad de los vascos”. En línea de continuidad con tal sentido humanista, el nacionalismo vasco ha desarrollado una línea social muy lejana al neoliberalismo. Una gestión que no han podido igualar las izquierdas ibéricas que han gobernado otras comunidades en las que sigue imperando una gran desigualdad social. ¿Qué nuevo marco discursivo puede crear el errejonismo vasco en relación con la justicia que pueda ser capaz de competir con una realidad de protección social como la vasca, que está situada a nivel europeo?

La dirección del Podemos vasco se esmera en representar el “desalojo del PNV”. Al servicio de esta operación se situaría la cadena equivalencial, que significa hacer confluir todas las demandas que se puedan, aunque su único punto de equivalencia (el punto nodal) sea que comparten el deseo de echar al PNV. Es decir, se buscaría que sujetos de múltiples reivindicaciones difíciles de agrupar en una causa de signo positivo se unieran en un frente que busca el derribo de un ‘enemigo’ común. Aun así, ¿cómo puede estar en condiciones de liderar un cambio aquí un Podemos vasco, sin voz propia, sujeto a las constantes veleidades de su dirección en Madrid?

Además, tampoco el Cambio es un significante vacío en Euskadi. Hay una mayoría de votantes vascos que desconfían del cambio político, eslogan asociado en los últimos años a dos operaciones políticas fracasadas. El cambio impulsado por PSE y PP en Ajuria Enea (2009), y el cambio de EH Bildu en la Plaza de Gipuzkoa (2011). Tras esas experiencias, sus protagonistas no han dejado de perder apoyo electoral.

¿Cómo puede estar en condiciones de liderar un cambio aquí un Podemos vasco, sin voz propia, sujeto a las constantes veleidades de su dirección en Madrid?

El Cambio en Euskadi resulta que es un ‘significante’ saturado de significado, pero esta vez de carácter negativo, al no identificarse con las necesidades sociales de la gente

Blog sarrera berria.Gizarte poilitikak

Arraina eta Kanabera
EGI GIPUZKOA
Udaberrian sartu berri gara duela egun batzuk eta, udaberriarekin batera, gure Herriko mendi eta zelaiak, negu grixa atzean utziz, kolore biziak erakusten dizkigute. Txuri-beltzeko errealitatea koloredun errealitate berri eta alai batean bilakatu daitekelaren probarik ederrena. Berpizkundeen duintasuna.

Duintasuna. Hau da gure Administrazio Publikoa bilatzen ari dena. Azken urteotan, krisi ekonomikoa dela eta, hiritarren duintasunaren zutabeak ahuldu dira: langabezia, soldaten jeitsiera, lan-baldintzen aldaketak (okerrera)… drama kolektibo bat. Itxaropen falta izan da hiritarren sentimendu bortitzenetako bat.  Honi aurre egiteko, gizartearen elkartasuna are gehiago aktibatu da. Elkarte sozial, herri bat garelaren seinale.
 Arraina  eta  Kanabera
Testuinguru beltz honetan, Gizarte Politikak inoiz baino pisu eta garrantzi haundiagoa hartu behar izan du. Eta hemen, Euskal Erkidego Autonomoan, hainbat eta hainbat familiarentzat, berebizikoa bihurtu den tresna goraipatu beharko litzateke: Diru-Sarrerak Bermatzeko Errenta (gaztelaniaz, Renta de Garantía de Ingresos), Ibarretxe Lehendakari zela, 18/2008 Legeak araututa. Garai ilunetan, elkartasuna ardatz hartuz, gure gizarteko familiek zer jateko behar zuten (eta, tamalez, oraindik askok behar dute). Errenta honetaz gain, beste hainbat laguntza behar izan da, tartean, AES/GLLa (Eusko Jaurlaritzak, Udalen bidez, finantzatzen duen Giza-Larrialdietarako Laguntza) edo AGI/DBLa (Gipuzkoan Diru-Sarrerak Bermatzeko Laguntzak). Herri solidario bat garela erakusten diogu munduari. Urkullu Lehendakariak esan zuen moduan: “Agian krisialditik beranduago aterako gara, baina denak batera aterako gara”.

Herri honek demostratu du, bere seme-alabek arraina behar dutenean, arraina ematen diela. Baina, familien antzera, seme-alabak heldutasunera iritsi behar dira, autonomia lortuz nolabaiteko emanzipazioaren bidez. Horregatik, egoera ekonomikoan argi-ilunak azaltzen ari diren momentutik, era autonomoan arraina lortzeko tresna eman behar zaie, kanabera, alegia.

Iluntasunari argia jartzeko momentua iritsi da. Eta egungo Gipuzkoako Foru Aldundiak, Markel Olano buru dela, ez du zalantzarik. Horregatik, Aldundiak Ekonomia Suspertzeko Plan bat martxan jarri du, 2016 urterako 50 milioi euroko kopuruarekin (datozen urteetan ere Plana egokitu eta mantenduko da). Ekonomia Suspertzeko Planaren helburua sektore ekonomiko ezberdinei bultzada bat ematea da, Gipuzkoan lanpostuak sortu daitezen: industria, lehen sektorea, turismoa eta kultura, eta gizarte politika.Gizarteko eragileekin adostuta, Plan hau etorkizunaren sinonimo bihurtuko da.

Erreminta honekin, arrain kopurua mantenduz, gizarteari kanaberak ematen zaizkio, hiritarrak heldu autonomotzat hartuz, eta ez subjektu pasibo bezala. Urteotan, kanaberak sortzea da gizarte honen lehentasuna. Lanpostu berriekin, Administrazioak diru-sarrerak haundiagoak izango ditu, egun eta etorkizunean Gizarte Politikak (dirulaguntzetaz haratago) sostenigarriak izan daitezen.

2009an, Ibarretxe Lehendakariak era sinple eta magistralean laburbildu zuen: “Herri bat kudeatzea familia bat gobernatzea bezala da: gauzak ondo doazenean, irabazitako zati bat gorde behar da, gauzak gaizki doazenean, eltzeitsua hautsi eta gordetakoa erabiliz bizi ahal izateko”.


Euskal Herria herri eta komunitate heldua da, eta etorkizun oparoa izango duela ez dugu zalantzarik. Hiritarrengan konfidantza dugu. Gizartearengan konfidantza dugu. Herri hau maitatzen dugulako, sostengua eman diogu eta itxaropena itzuliko diogu. Norberak irabazitako arraina askoz ere goxoagoa delako.

AGENDA APIRILA-MAIATZA 2016


2016 BIDEA-2ºETAPA

Zarautz -ZUMAIA. Deba

Nº etapa: 2 Al filo de lo posible
Ficha técnica
Recorrido: Zarautz –ZUMAIA- Deba
Fecha: 3 de abril
Dificultad: media
Longitud: 24,7 km
Hora y lugar de salida de la etapa: 08:30, calle Nafarroa 22, Zarautz

 Precio: 7 € (no incluye gastos de gestión: 1,09 €)
Descuentos:
20 %: estudiantes, jubilados y participantes de DSSinnova
50 %: personas desempleadas
Autobús de ida y vuelta y seguro de accidentes incluido
Fecha límite de inscripción: 1 de abril, 20:00
Ver mapa
Recorrido
INSCRÍBETE
Actividades culturales abiertas a toda la ciudadanía
09:30 – 09:45 | Charla sobre el txakoli de Getaria - Bodega Ameztoi (Getaria) · Getariako Txakolina J.D.
11:30 – 12:00 | Charla sobre el Flysch - Ermita de San Telmo (Zumaia) · Euskal kostaldeko Geoparkea
16:00 – 17:30 | Feria de arte en Deba - Iglesia Andra Mari (Deba) · Debako Udala
Servicio de autobús
Salida:
Autobuses 1 y 2 > Donostia/San Sebastián - Zarautz
08:00 > Nueva estación de autobuses de San Sebastián
Autobúses 3 > Por municipios
1.ª parada: 07:30 > Deba: Alameda Calbeton, junto al parque.
2.ª parada: 08:00 > Zumaia: calle Patxita Etxezarreta 2
3.ª parada: 08:15 > Getaria: parque Aldamar 2
4.ª parada: 08:30 > Zarautz: calle Nafarroa 22
Regreso:
Autobuses 1 y 2 > Deba - Donostia/San Sebastián:
17:30 > Deba: Alameda Calbeton, junto al parque
Autobús 3 > Por municipios
1.ª parada: 17:30 > Deba: Alameda Calbeton, junto al parque.
2.ª parada: 17:45 > Zumaia: calle Patxita Etxezarreta 2
3.ª parada: 18:00 > Getaria: parque Aldamar 2
4.ª parada: 18:15 > Zarautz: calle Nafarroa 22

Organizador del 3.er autobús: Debako Kultura Saila
Avisos:· Material de montaña imprescindible: 3G (gafas, gorro, guantes), mochila, ropa y calzado de montaña y ropa de repuesto.
· Haz caso a lo que diga el guía
· Si sientes malestar o cansancio, avisa al guía.
· Los menores de 16 años deberán acudir acompañados de un responsable.
· Cada participante debe llevar su comida.

REVISTA DE PRENSA

'La política en tiempos de indignación' de:
Daniel Innerarity, Catedrático de Filosofía Política y Social, investigador IKERBASQUE en la
Universidad del País Vasco y director del Instituto de Gobernanza Democrática

Los años de la crisis han llenado las calles de manifestantes indignados y han sido un revulsivo que ha dado lugar a nuevos movimientos sociales e incluso a nuevos partidos. Al desgaste lógico de las instituciones se unieron abundantes casos de corrupción y una crisis económica que hacía más insoportable aún el desigual reparto de responsabilidades y cargas que originaba. Tiempo habrá de elaborar una interpretación equilibrada de todo ello; mi preocupación como teórico de la política es que estos momentos de especial agitación no se nos llenen de lugares comunes. Esta poderosa ola de indignación ha hecho que se tambalearan muchas instituciones, ha desatado las grandes pasiones políticas, pero también ha generado un especial desconcierto. Puede que los tiempos de indignación sean también tiempos de confusión. Son momentos en los que es más necesaria que nunca la reflexión acerca de la política, sus instrumentos, sus posibilidades y sus límites.

"En un mundo sin política perderían la representación de sus intereses y sus aspiraciones de igualdad quienes no tienen otro medio de hacerse valer"

Nuestro gran desafío colectivo consiste ahora en hacer que la furia y la crítica sean capaces de originar transformaciones democráticas. Y en esta segunda fase entran en juego otras lógicas: el protagonismo de los movimientos sociales está siendo en buena medida reemplazado por el juego de los partidos políticos, viejos y nuevos; donde antes podíamos darnos por satisfechos con la asignación de culpabilidades, ahora estamos empeñados en la construcción de la responsabilidad. La indignación deja de ser un exabrupto inofensivo e ineficaz a la hora de modificar los hechos intolerables que la suscitan cuando incluye además algún análisis razonable de por qué pasa lo que pasa, si identifica bien los problemas en vez de contentarse con haber encontrado a los culpables, si propone algún horizonte de acción. Y puede que lo que más nos cueste aprender es cómo gestionar esa inevitable frustración que acompaña a toda política, que es siempre algo limitado, sin renunciar a aquellos ideales que la protegen de convertirse en un ejercicio de cinismo o melancolía.

No hay transformaciones políticas que valgan la pena sin pasiones desatadas, pero tampoco si ese despliegue de ilusiones y expectativas nos lleva a realizar diagnósticos equivocados. Me disculparán este empeño achacable a una deformación profesional pero estoy convencido de que el mayor obstáculo para la renovación política es no haber entendido de qué va la cosa. Mi empeño es que no tiremos el niño con el agua sucia, como suele decirse. Más que unos partidos y sindicatos envejecidos, me preocupa la superstición de que un mundo sin ellos sería más justo; que no entendamos la representación más que como un obstáculo para la configuración de la voluntad política; que se instale entre nosotros una beatería de la transparencia que desconozca sus posibles efectos de empobrecimiento del espacio público; que confiemos al derecho o la ética lo que sólo puede resolverse con criterios políticos; que caigamos en esa sobrevaloración de lo nuevo que tiende a reducir la política a un muestrario de novedades de temporada tan fugaces como muchas promesas; que no seamos capaces de ponderar la posible disfuncionalidad de las buenas intenciones en política; que subrayemos tanto la inoperancia de los políticos que lleguemos a olvidar los defectos de los electores, que nos hemos equivocado no pocas veces, cuando menos al elegirlos.

Me da la impresión de que estamos haciendo un diagnóstico equivocado de la situación como si el origen de nuestros males fuera el poder de la política y no su debilidad. La regeneración democrática debe llevarse a cabo de manera muy distinta cuando nuestro problema fundamental es que nos tenemos que defender frente al excesivo poder de la política o cuando el problema es que otros poderes no democráticos están sistemáticamente interesados en hacerla irrelevante. Y tengo la impresión de que no acertamos en la terapia porque nos hemos equivocado de diagnóstico.

"Hay que conseguir que la indignación no se quede en un desahogo y se convierta en una fuerza que fortalezca la política"

¿Y si el gran enemigo de nuestras democracias no fuera tanto la fortaleza de las instituciones como su debilidad frente a las veleidades de la opinión pública? ¿Qué significa, por ejemplo, regular políticamente los mercados sino impedir el encadenamiento fatal de las libres decisiones de los inversores? No es el distanciamiento de las élites respecto del pueblo lo que ha empobrecido nuestras democracias sino, por así decirlo, su excesiva cercanía, la debilidad de la política vulnerable a las presiones de cada momento y atenta únicamente a los vaivenes del corto plazo.

Comparto en principio todas aquellas medidas que se proponen para limitar la arbitrariedad del poder, pero no estoy de acuerdo con quienes consideran que éste es el problema central de nuestras democracias. Vivimos más bien en un tiempo cuyo dramatismo consiste en que la política puede convertirse en algo completamente prescindible. Con esta amenaza me refiero a poderes bien concretos que tratan de neutralizarla, pero también a la disolución de la lógica política frente a otras lógicas invasivas, como la económica o la mediática, que tratan de colonizar el espacio público. Debemos resistirnos a que las decisiones políticas se adopten con criterios económicos o de celebridad mediática porque en ello nos jugamos la imparcialidad que debe presidir el combate democrático.

"Todavía no hemos conseguido equilibrar estas tres cosas que componen la vida democrática: lo que prometen los políticos, lo que demanda el público y lo que el poder político puede proporcionar"

¿Hay algo peor que la mala política? Sí, su ausencia, la mentalidad antipolítica, con la que se desvanecerían los deseos de quienes no tienen más esperanza que la política porque no son poderosos en otros ámbitos. En un mundo sin política nos ahorraríamos algunos sueldos y ciertos espectáculos bochornosos, pero perderían la representación de sus intereses y sus aspiraciones de igualdad quienes no tienen otro medio de hacerse valer. ¿Que a pesar de la política no les va demasiado bien? Pensemos cuál sería su destino si ni siquiera pudieran contar con una articulación política de sus derechos.

Es necesario que revisemos nuestras expectativas en relación con la política y examinemos si en ocasiones no estamos esperando de ella lo que no puede proporcionar o exigiéndole cosas contradictorias. Y es que todavía no hemos conseguido equilibrar estas tres cosas que componen la vida democrática: lo que prometen los políticos, lo que demanda el público y lo que el poder político puede proporcionar.

Sólo quien ha entendido bien su lógica y lo que la política está en condiciones de proporcionarnos puede evitar las falsas expectativas y, al mismo tiempo, formular sus críticas con toda radicalidad. Es una obligación cívica de primera magnitud que entendamos mejor la política porque sólo así podemos juzgarla con toda la severidad que se merece. Deberíamos ser capaces de apuntar hacia un horizonte normativo que nos permita ser críticos sin abandonarnos cómodamente a lo ilusorio, que amplíe lo posible frente a los administradores del realismo, pero que tampoco olvide las limitaciones de nuestra condición política.

¿Cómo conseguimos que la indignación no se quede en un desahogo improductivo, sino que se convierta en una fuerza que fortalezca la política y mejore nuestras democracias?

Ese algo más que necesitamos para transitar hacia un mundo mejor no es una mayor exageración dramática de nuestro descontento. El problema de los grandes gestos críticos no es que se proponga algo diferente, sino que las cosas suelen quedar inalteradas cuando las modificaciones deseadas están fuera de cualquier lógica política. Lo que necesitamos es, de entrada, una buena teoría que nos permita comprender lo que está pasando en el mundo sin caer en la cómoda tentación de escamotear su complejidad. Sólo a partir de entonces pueden formularse programas, proyectos o liderazgos que permitan un tipo de intervención social eficaz, coherente y capaz de resultar atractiva para una mayoría que no esté formada sólo por gente cabreada.

REVISTA DE PRENSA

Cada vez con más intensidad se aprecia el debilitamiento y alejamiento de personas y colectivos de la línea "oficial" del como hace pocos años se autodenominaba  MLNV.
Recientemente han salido a los medios posturas discrepantes y muy duras contra sus actuales dirigentes y sus nuevas dinámicas.
Ahí van un par de ellas que hemos recogido estos últimos días.
Recogido de la web de lahaine, http://eh.lahaine.org/sobre-verdades-y-mentiras

El debate Abian prosigue en medio de sobresaltos a cada cual más estremecedor. Comenzando por el último, el más reciente por ahora, tenemos la afirmación de un conocido militante sobre una reunión entre personas de Sortu y el Consejero de Interior del pasado gobierno de Patxi López: acusación de impacto sísmico, de largo alcance y probablemente definitivo si no es desmentido por la actual dirección de Sortu. Le sigue el conjunto de sondeos y encuestas que auguran otro descalabro electoral de EH Bildu en las próximas elecciones vascongadas, así como el retroceso del ideario independentista entre la población de la CAV, tesis contrarrestada por el estudio de la Fundación Ipar Hegoa sobre la aceptación de un Estado vasco por la población. Dentro de este debemos incluir el desplome de las y los participantes en el debate Abian, que han bajado de más de 9.000 en su inicio a justo 4.783 en la segunda ronda. Y por último, la deriva de la dirección de Sortu hacia el cesarismo interno como método para remendar desgarramientos internos, como el causado por las negociaciones con lo más reaccionario del Estado para llegar a una transacción que evite años de cárcel aceptando la ley española
Sendoa Jurado García, miembro del movimiento popular Amnistia Ta Askatasuna, pero escribiendo a título personal, afirma en su artículo Sobre verdades y mentiras, de acceso libre en internet, que «dirigentes de Sortu se reunieron con Ares en su época de Consejero del Interior para hablar sobre una lista de personas a las que vinculaban con sabotajes, lista que estos dirigentes utilizaron para condicionar la militancia de las personas que aparecían en ella».
No es una afirmación cualquiera. Conocemos a Sendoa Jurado y pensamos que debe disponer de información contrastada y contrastable para, ahora, hacerla pública. Puede ser que tenga más datos sobre esa reunión, datos incuestionables, y que haya decidido aportarlos más adelante. De lo contrario sería como lanzarse a una piscina sin agua, o peor, sería como una especie de suicidio político y a la vez un demoledor golpe a la credibilidad de Amnistia Ta Askatasuna. Estamos a la espera de que Sortu demuestre que Sendoa Jurado carece de informaciones fiables para demostrar que es cierta su primera afirmación. Cada segundo que se demora Sortu en demostrar que no es verdad esa acusación más aumenta la duda en la militancia y la inquietud por el silencio oficial ante una posible colaboración con las fuerzas represivas españolas.
Este choque de verdades y mentiras es un paso más en el distanciamiento de las posturas contrarias que tensiona cada vez más a la izquierda abertzale. Hay que recordar que fue la llamada «línea oficial» la que con su abrumadora superioridad de medios inició las burocratadas, marrullerías, ocultaciones y silencios a la militancia y filtraciones a la prensa, desprecios, insultos, tensionamientos en la calle contra los marcados como «escisionistas» y calificativos más graves aún, todo lo cual ha llevado a la reciente agresión física ya denunciada en su momento y que solo puede definirse como violencia reaccionaria. La situación irá empeorando en la medida en que la actual dirección de Sortu permanezca muda ante la afirmación de Sendoa Jurado, y en la medida en que EH Bildu de Gasteiz e Iruña condenen los hechos acaecidos en las manifestaciones estudiantiles en justa protesta contra los recortes salvajes de derechos elementales de toda sociedad.
Seguid leyendo...
Artículo Recogido de la web Bolche
Sobre verdades y mentiras 
Boltxe Es verdad que aunque se me vincula al Movimiento Pro Amnistía y que lo que aquí vengo a exponer viene marcado por mi militancia política, también lo es que voy a hablar única y exclusivamente en mi nombre, sin pretender representar a nadie más. Es mentira que mi defensa de la amnistía venga dada por el rencor hacia nadie, sino por mis convicciones políticas más profundas, aun reconociendo que las actuaciones políticas de determinada gente me provocan rencor. Es verdad que las élites políticas de Sortu han olvidado el concepto de la amnistía y que solo lo han recuperado para tratar de tranquilizar a la bestia con la intención de volverlo a echar al cubo de la basura en el futuro. Es mentira que ni yo ni nadie de mi alrededor trabajemos para la policía, pero sí es verdad que dirigentes de Sortu se reunieron con Ares en su época de Consejero del Interior para hablar sobre una lista de personas a las que vinculaban con sabotajes, lista que estos dirigentes utilizaron para condicionar la militancia de las personas que aparecían en ella.

Es verdad que hay presos que odian a quienes trabajamos por la amnistía y que incluso nos han amenazado. Es verdad que hay presos que están absolutamente conformes con la línea política de Sortu. Es verdad que hay presos que aun no estando totalmente de acuerdo con nosotros, nos respetan. Es verdad que otros presos están contentos con nuestra militancia y asqueados de Sortu. Es mentira que nadie de mi alrededor haya propuesto a ningún preso abandonar el colectivo al que pertenecen. Es verdad que no todos los presos políticos vascos están en el EPPK. Es verdad que Sortu y sus dirigentes han hecho constantes intentos por condicionar las posiciones del EPPK, y que calculan que sacando adelante la Vía Rufi alrededor de la mitad de integrantes de este colectivo se quedarán fuera, pero les da igual. Es verdad que mientras hacen saltar por los aires la poca cohesión que queda en el colectivo sacan muchas pegatinas con el lema «Gora EPPK», y que cuanto más lo rompen más lo gritan. Cuanto más lo rompen más acusan al resto de romperlo.

Es mentira que quienes trabajamos a favor de la amnistía estemos libres de la represión, como es mentira que los estados se froten las manos por la satisfacción de nuestra existencia. Lo que no es mentira es que los estados siempre se han frotado las manos cada vez que un militante ha aceptado los términos legales de claudicación que imponen para acceder a los terceros grados penitenciarios. Es mentira que lo que no han conseguido los estados lo ha conseguido el movimiento al que pertenezco, en referencia a la división del EPPK. Lo que es verdad es que lo que no han conseguido los estados, que es que los represaliados políticos renuncien a lo que son, está a punto de conseguirlo Sortu.

Es verdad que algunos de quienes más hablan de disciplina han sido los más indisciplinados cuando les ha tocado cárcel, como es verdad que mucha gente que está en Sortu ha sido un auténtico referente de dignidad en su paso por las mazmorras. Son mentira muchas de las cosas que se dicen sobre nuestro recorrido militante, pero no me voy a justificar, me consta que algunos kides talegueros, aun estando disconformes con nuestra militancia actual, se han encargado de dejar claro que donde nos tocó estar siempre dimos la cara.

Es verdad que el hecho de que haya presos que opten por la aceptación de la legalidad va a ir en detrimento de las condiciones de vida de quienes no la acepten, como también lo es que algunas de las declaraciones que se hacen en nombre de todos ellos, han causado dolor, rabia e impotencia a muchas de las personas en nombre de las que supuestamente se habla. Es verdad que las siglas EPPK vienen siendo utilizadas desde tiempo atrás como arma contra quienes nos hemos sentido políticamente huérfanos, a pesar de generar con ello lagrimas a algunos de sus miembros.

Es verdad que la mayoría de las personas que participaron en las marchas a las cárceles el 20 de febrero lo hicieron a favor de los presos, como lo harán la mayoría de quienes participen en la manifestación del 17 de abril. Es mentira que quienes han convocado estas movilizaciones lo hagan por los presos. Es verdad que las convocan para alimentar una línea política por encima de lo que sea y de quien sea.

La mayor verdad de todas es que en Euskal Herria hay grandes dosis de entrega y solidaridad y que mientras haya represaliados políticos, habrá gente dispuesta a dejarse hasta el último aliento en la búsqueda de la libertad de todos ellos y de nuestro pueblo, y esto también será por encima de lo que sea y de quien sea. Que nadie dude de ello.

Sendoa Jurado Garcia, Barakaldo.
EBBren adierazpena Bruselako eraso terroristen aurrean
- Gure gaitzespenik sendoena Bruselan gaur erregistratu diren eraso terroristen aurrean, zeinetan 26 pertsona errugabe hil diren eta hainbat pertsona pronostiko ezberdinekin zaurituta geratu diren. Dela yihadista dela bestelakoa erasoa bultzatu duen arrazoia, indarkeria ezin da sekula inolako helbururik lortzeko bidea izan. Inoiz ere ez. Historiak hala erakutsi izan digu behin eta berriz, garai guztietan eta toki guztietan. Zoritxarrez, euskal emakume eta gizonok horren lekuko izan gara.
- Gure solidariotasunik sendoena biktimen senide, lagun eta hurbilekoei. Ezbehar honen aurrean beraien ondoan egotea da Belgikako eta Europa osoko hiritarrok daukagun derrigorra.
- Europar Batasunak gaur, inoiz baino gehiago, askatasunarekiko eta giza eskubideekiko errespetuan oinarrituta dituen sustraiak aldarrikatu behar ditu. Balore hauek europar proiektua bilakatu dute mundu osoarentzako bake eta demokrazia itsasargi. Terrorismoaren basakeriaren aurrean bide bakarra dago: askatasun handiagoa, bake sendoagoa, demokrazia zabalagoa.
- Europar agintariei eskatzen diegu premia osoz talde eta pertsona bortitz hauek Europa osatzen duten Estatu, nazio eta erregio guztietan ikertzeko lanak indartzea. Era berean nahi dugu legearen indar osoa eror dadila hurkoak erail eta hiltzeko prest dauden guztiengan.
- Ezinbestekoa da segurtasun arlotik erantzun irmoa ematea, baina erantzunak ezin du legeei zor zaien errespeturik zorrotzena gainditu behar, bereziki pertsona guztien giza eskubideei dagokien aldetik. Aurrekoetan esan bezala, EAJ-PNVren aldetik herritargo osoa deitzen dugu ezbehar honen aurrean gizarte taldeak seinalatzeko edo estigmatizatzeko tentaldian eror ez dadin, bidegabekeria honen erantzule ez izateaz gain, beraiek ere daudelako biktima nagusien artean. Gizarte bidezkoagoa, integratuagoa, gardenagoa eta arrazakeria eta xenofobiarik gabearen alde lan egitea da bakearen eta askatasunaren alde egitea.
- Gaur inoiz baino sendoago gogoratu behar dugu, sentitzen dugun amorru eta harridurarekin ere, euskal biztanleriaren gehiengoa eta europar biztanleriaren gehiengo zabala fanatismoa eta indarkeria bake, askatasun, demokrazia, hitza eta bizikidetzaren bidez borrokatzeko prest gaudela.

REVISTA DE PRENSA

¿arde gasteiz?
NOTICIAS DE GIPUZKOA
Javier vizcaino.-
Seguimos siendo un multicine de reestrenos. Cada equis, en las pantallas
amigas y menos amigas se proyectan los viejos clásicos. El otro día, por ejemplo, volvieron a poner en sesión simultánea ¿Arde Gasteiz? y ¿Arde Iruñea?, dos rancios títulos que, según parece, jamás pasarán de moda.
Aunque los conocen sobradamente, les resumo el argumento de ambas cintas: con el pretexto de defender una buena causa, una panda de niñatos se pega un festín de cargarse lo que se ponga por delante y se monta un rollete épico para intercambiarse hostias con unos uniformados que tampoco le hacen ascos a moler alguna costilla. Y luego, ya saben, las tramas añadidas. Por un lado, la prensa cavernaria poniéndose pilonga porque puede volver a soltar el cronicón de la nunca extinta guerra del norte.
Por otro, y esto es lo que da para llorar un río porque se supone que sí debería haber cambiado, las justificaciones, cuando no aplausos, de la gesta perpetrada por lo que hoy ya no se atreven a llamar la juventud alegre y combativa.
¿Cómo dicen? ¿Que ha habido desmarques? Sí, ya sé, y ustedes también saben. Si quieren nos engañamos en el solitario y nos chupeteamos el dedo como si fuera un polo de fresa. Esos textos de mecachis y jolín, evacuados casi al despiste y en contradicción con los tuits apologéticos de señalados incombustibles de la cosa radicaloide, lo que vienen a decir es que aunque esté una gotita feo romper cuatro fruslerías de nada, había un buen motivo para hacerlo y que, en todo caso, la culpa es de los que vinieron con las porras. Pues nada, ovación para los que defienden lo público destrozando lo público.

PIJOS REVOLUCIONARIOS

Jose Maria  Portillo.-Ni aunque tenga en primera fila Mein Kampf. Podría terminar aquí este artículo, pero me temo que se precisa alguna explicación ulterior. Hace días que en la UPV/EHU se ha desarrollado unas "dizque" jornadas revolucionarias con ocupación de espacios (aulas, normalmente destinadas a la docencia) y, como remate, de edificios completos. La solución por parte del equipo de gobierno ha sido la habitual: antes de que me lo rompan, lo cierro. Dicho de otro modo, a los trabajadores de la universidad nos dan fiesta algunos estudiantes (y algunos que no lo son). Nada nuevo, lleva pasando desde hace la tira. Antes de verme en los papeles, lo que sea. El problema de esta estrategia es que al final puedes verte igualmente en los papeles, porque hace falta ser ingenuo para creer que quienes propulsan de verdad estos actos se habrán de conformar con que cierres el chiringuito.

Es lo que ha pasado en el campus de Álava. El responsable universitario, el vicerrector de campus, ha actuado con la mejor fe posible. No es peloteo, entre otras cosas porque de peloteo es de lo último que tengo ganas con este equipo rectoral, pero es verdad. Ha tratado de negociar con los que promovían estas protestas, ha aguantado lo indecible, ha estado por todo el campus tratando de evitar lo peor… hasta le han echado pintura encima por ello. El vicerrector ha podido así, jugándosela personalmente, evitar lo peor, los ataques personales, pero la realidad es que los sedicentes revolucionarios han hecho lo que les pedía el cuerpo: atacar la biblioteca.

A mí me jode en el alma, porque la biblioteca es sagrada. Es curioso, porque esta biblioteca, la del campus de Álava ha sido dos veces sagrada: primero como capilla de una institución religiosa y para quienes participaban de la creencia y luego como templo laico desde su conversión en biblioteca universitaria cuando era vicerrector un anarquista profeso. Quizá por ello luce hoy para quien quiera verlo el candil de la luz de la razón (Ilustración, Aufklärung, Enlightenment, Lumiere) en una de las vidrieras del techo.

Pues bien, esta biblioteca ha sido atacada por quienes van de revolucionarios y super izquierdistas y no demuestran ser más que unos pijos. ¿En qué consiste esta revolución pija? Con toda claridad: en la legitimación estética, solamente en eso. No es casual que en lo primero que piensa un pijo-revolucionario es en grabar y subir a Twitter su ekintza. Es imprescindible. Más aun, sin eso es que no hay ekintza, no hay revolución. La legitimación está en la performance. Una pregunta que lo aclara: ¿por qué era la protesta que ha llevado a destrozar la biblioteca? ¿Acaso importa? Pues miren, era, supuestamente, para protestar contra la peregrina idea del anterior ministro de Educación de reducir el grado a tres años y aumentar a dos el máster… algo que ya está descartado y que la conferencia de rectores acaba de rechazar de plano. Entonces la pregunta es otra: ¿de qué se trataba? La respuesta no puede ser más que una: de destrozar la biblioteca y de subir inmediatamente las imágenes a Twitter. Eso es lo que legitima la ekintza, la performance. Eso es una revolución pija.

Mientras escribo esto entra en el despacho el personal de limpieza, femenino, claro. Es muy probable que estén trabajando por un miserable salario, y que la empresa que las subcontrata se quede con una buena tajada. Ellas sí que trabajan hoy, faltaría más. Dicho de otro modo, son el mejor ejemplo que puede verse en un campus universitario del destrozo social que la mano invisible del capitalismo es capaz de hacer. Al pijo-revolucionario esto le trae al pairo. Jamás he visto en el campus una pintada, un cartel, una convocatoria para protestar por ello. ¿Por qué? Porque a ver qué tipo de ekintza podría montarse que pudiera twitearse. No vas a compararlo con un pijo-revolucionario spray en mano haciendo una pintada en un puesto de lectura de la biblioteca, aunque la pintada sea contra algo que ya ha sido rechazado. Tampoco con unas estanterías por el suelo, con los libros, los sagrados libros, destrozados y llenos de espuma de extintor. Eso sí que es super, o sea, super revolucionario.

Supongo (qué digo supongo: estoy seguro) de que esto no lo leerá ningún pijo-revolucionario. Puede que a estas horas esté ya esquiando para aprovechar las últimas nieves. Las de aquí, Las Nieves (es el nombre de nuestra biblioteca), ya las aprovechó, para destrozarlas y la conciencia la tiene tranquila desde que las imágenes están twiteadas. Pero por si acaso a alguno le llega esto, un mensaje (tiene menos de 140 caracteres): lo revolucionario no es destrozar libros, es leerlos